Pandemia de la covid-19 incrementa emigración forzada en personas GéNERO NO BINARIO DE COMUNIDADES RURALES.


El estigma y la discriminación, es una de las principales causas de la emigración forzada en personas género no binario de comunidades rurales; durante la pandemia no fue la excepción: Erick, una mujer trans, originario del Cantón Santa Marta, narra lo siguiente: "Toda mi vida he recibido discriminación aunque es poca, pero la recibí y ésta ha afectado mucho en mi crecimiento como persona, porque toda ésta vino de la misma sociedad y hasta de algunos de mis familiares, quienes me aislaban y rechazaban, pero lo más importantes es que tuve el apoyo mas grande, el de mi mamá y el de la Asociación CoCoSI quienes me han apoyado siempre.

Durante la cuarentena me propuse quedarme en casa ya que vivía sola con mis dos abuelos los cuales ya son personas de la tercera edad y eran más propensos al virus, solo salía para emergencias, o hacer las compras, pero eso no importó para recibir discriminación ya que cuando salí a comprar lo necesario para mis abuelos, un agente de la Policía Nacional Civil, PNC, me insultó con palabras y acciones estigmatizantes y una actitud homofóbicas".

El lenguaje común de género exclusivo usa pronombres que se refieren a un género mientras descuidan el otro. Aunque este uso de pronombres de género es sutil, no obstante, puede tener un efecto adverso en determinadas situaciones sociales. El lenguaje que excluye a las personas no binarias de género les da un menor sentido de pertenencia, menos motivación y menos identificación esperada en comparación con otras personas expuestas a un lenguaje inclusivo o neutral al género.

La violación de derechos, la falta de oportunidades, y la problemática de la economía de nuestro país son las razones por que miles de jóvenes deciden emigrar a otros países y Erick decidió seguir éste camino.

Erick - "Otro golpe duro para mí y mi familia es que decidí emigrar hacia Estados Unidos durante la emergencia, a viaje sin éxito aún. Me encuentro viviendo en México en donde la situación es muy dura, el golpe de la pandemia es más fuerte que en El salvador, se divide por semáforos y ahorita estamos en rojo el cual los impide salir de la casa y llegar a nuestro destino. Emigré por muchas razones: pero principalmente porque en El Salvador no hay una Ley que me protege, que proteja a las personas gay, trans, en fin a los Género No Binario, y por tanto crímenes de odio, no me sentía segura en mi país. Traigo muchos sueños que ojalá se me hagan realidad, el cual espero superarme, ayudar a toda mi familia y poder crear una familia en paz como una mujer trans, que es lo que soy".