Asociación Comité Contra El Sida Cabañas El Salvador-CoCoSI

Los estragos que la pandemia de COVID-19 ha causado a los niños de El Salvador

Después de un año de pandemia, los niños se enfrentan a una nueva normalidad devastadora


La pandemia del covid 19 ha trastornado la vida de las familias de todo el mundo. En los 12 meses que han pasado desde que se declaró la pandemia, el progreso ha retrocedido en prácticamente todos los indicadores importantes relativos a la infancia y los niños se están enfrentando a una nueva normalidad devastadora y distorsionada. Y El salvador ha sido unos de los países en donde el precio de la pandemia lo está y estarán pagando por muchos años, los niños y las nuevas generaciones. Hemos vivido un años en donde se han vivido muchas cosas desdés que se declaró cuarentena obligatoria en marzo y la violación de derechos en esta, luego los desastres naturales que aumentaron la mala economía en las familias más pobres de el salvador, y luego las actividades des electorales en la cual el país a decidido dar un cambio rotundo que hasta la ves estamos en la espera de que este sea para bien.
Segun algunos espertos afirman que los niños son los menos vulnerables a el virus del covid-19, pero son los que mas sufriran los efectos que la pandemia que dejara en el mundo entero y en el Salvadro, la economia, la educacion, y la emigración.
Como Asociacion CoCoSI, el cual velamos por los derechos Humanos y la igualdad entre las personas, lamentamos y estamos haciendo lo posible para evitar, las consecuencias de los efectos de la pandemia en las personas mas vulnerables de El Salvador.



Miles de personas en El Salvador fueron desplazadas en medio de la pandemia de coronavirus.
Tras la tormenta Amanda y dichos efectos todavía perciben en ellos.


Educación en el salvador

Las señales de que los niños sufrirán las peores consecuencias de la pandemia durante años son inconfundibles



El pasado 9 de marzo se culminó un año de que el presidente de el salvador decreto cuarentena, suspendiendo las clases presenciales, desde ese día miles de niños no han asistido a sus centros de formación, y la mayoria de ellos no han logrado recibir sus clases, la modalidad en línea fue una de las opciones del ministerio de educación pero no todas las personas tienen acceso a internet en las casas y eminentemente son niños más pobres de las comunidades rurales quienes sufren las consecuencias .


La pobreza en El Salvador

Las familias de las comunidades rurales son las más vulnerables a los efectos de la pandemia



El covid-19 ha venido a empeorar la situación de pobreza de los hogares del país. El índice ha subido alrededor de 20 puntos, asegura la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Social (FUSADES). El informe de la institución estima que la pobreza ha llegado a 51.4 %, que implica de 1.3 a 1.6 millones de nuevos pobres.


La Emigración

Una Realidad eminente.



A inicios del año 2021 la emigración de niños se ha vuelto a retomar, y ahora con mucho más impacto, quienes se arriesgan su vida por estar cerca de sus familiares, por llegar a tener mejores oportunidades en un país en donde no gozan de sus derechos, arriegandoce su vida por los centaneres de peligros que hay en ese camino en donde para muchos no hay retorno.
El gobierno junto a la fuerza armada intenta evitar que muchas personas salgan aumentando la seguridad en los putos fronterisos en donde el pasado 16 y 19 de marzo se han reportado la captura de 42 personas que intentaban salir a de el pais hacia Estdos Unidos 22 de estos son menores de edad.

El pasado 14 de febrero fue asesinada en la ciudad de mexico Lorena Elizabeth joven migrante Originaria de Ilobasco Cabañas, con ella se suman 2 jovnes asesinadas del departamento en los ultimos 2 años.


Antes de la pandemia, el conflicto, la pobreza, la violencia de género y de derechos humanos y el cambio climático ya estaban provocando un drástico aumento en el número de niños que necesitaban asistencia. La COVID-19 está empeorando aún más la situación. Sin embargo, aunque podamos sentirnos abrumados por esta realidad, también hay motivos para tener esperanza.



Redaccion: Nelson Reyes Comunicaciones